Somos la entidad administradora de este majestuoso monumento, declarado La Primera Maravilla de Colombia, todas las personas que aquí trabajamos estamos esperando la llegada de miles de turistas cada día provenientes de cada rincón del mundo, tener el placer de recibirlos, así, con orgullo, amabilidad y profesionalismo brindarle la bienvenida no solo a la Catedral de Sal, sino también a la Hermosa Villa de la Sal, Zipaquirá... Realmente Mágica.

Política de calidad

Nos comprometemos a brindar un excelente servicio a los turistas y visitantes de la Catedral de Sal de Zipaquirá, satisfaciendo sus necesidades y expectativas, por medio de un equipo humano competente que mantiene altos niveles de calidad, basados en la mejora continua y en los principios éticos, a la altura de la primera maravilla de Colombia.